Hasta siempre Santiago… Hasta siempre Don Miguel Imprimir
.
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Hubo un día que Don Miguel se fue para Isidoro Casanova y avisó que no volvería. Hubo otro día, más alejado en el tiempo, que Santiago trajo El Cóndor, lo dejó para repartir, y después se volvió eterno.

¿Existe una palabra que intente definir el hecho de que una persona fallezca justo minutos después de hacer lo que apasiona? Quizás no exista esa palabra, pero por esa palabra podemos mencionar a Santiago Monte.

Colega y amigo, y no necesariamente en ese orden diría José Molina, con quien Santiago dirigió durante más de 4 décadas El Cóndor.
Fue el creador de Don Miguel, un entrañable personaje que contaba las novedades de Carlos Tejedor con un estilo muy particular, y que sin duda le ha traído más de un dolor de cabeza.

 

Santiago además no solo es sinónimo de periodismo, algo mucho

mayor: PERIODISMO Y DEMOCRACIA. Desde el regreso de la democracia prácticamente no faltó a ninguna sesión del Concejo Deliberante, sin importar el orden del día de los temas a tratar concurrió a escuchar para luego reflejar en El Cóndor lo sucedido.

 

 

Si el recinto del Honorable Concejo Deliberante merece llevar un nombre es el de Santiago Monte, insistimos estuvo allí ante cada sesión, cuando no iban los concejales estaba, cuando no había una mesa donde escribir estaba, cuando estaba lleno de gente estaba. Llevaba la hoja que durante años se enviaba al periodismo con el orden del día y allí escribía lo que ocurría, en otra época llevaba un cuaderno y allí tomaba nota, en silencio.

Las charlas con Santiago previo al inicio de cada sesión eran una verdadera clase de historia tejedorense. “Tranquilo pibe”, era lo que solía decir cuando le contaba alguna cuestión que  irritaba. O ¿Qué haces pibe? La palabra “pibe” dicha por Santiago aún resuena.

Decíamos que Santiago falleció tras traer El Cóndor, y la relación con Molina era como la de cualquier matrimonio, con discusiones pero con una preocupación por el otro natural. Cuando le realizaron la primera operación grande, nos cruzamos en la esquina de la plaza, en diagonal a la Escuela Primaria N° 1 y me dijo “Pibe ayúdalo a Molina porque me opero y voy a tardar en volver”.

En las conferencias de prensa, todo Intendente sabía que si estaba Santiago no podía faltar la pregunta por el sueldo de los jubilados (que está “atado”) al sueldo municipal.

Santiago fue cantante, Presidente del Club Huracán, muchos lo recuerdan por haber conducido los actos y bailes de egresados. Para TEJEDOR NOTICIAS es un colega y amigo, y no precisamente en ese orden.

Desde donde está Santiago debe haber hecho volver a Don Miguel de Isidoro Casanova, y allí junto a otros tejedorenses debe estar revolucionando el cielo con el “que vuela más alto en la información tejedorense”

¡Hasta siempre Santiago!

.
Hasta siempre Santiago… Hasta siempre Don Miguel